, ,

ECOSAD

EcoSad es un insecticida formulado como Suspensión Concentrada.

EcoSad es un insecticida formulado como Suspensión Concentrada. Su ingrediente activo el Spinosad es una mezcla de compuestos resultado de la fermentación de Saccharopolyspora spinosa, un microorganismo del suelo. Está integrado por dos compuestos estrechamente relacionados, la espinosina A y la espinosina D, en una proporción de aproximadamente 6: 1 o 7: 1, que representan aproximadamente el 88% de la composición y son responsables de su actividad insecticida.

Su modo de acción consiste en el bloqueo a los receptores nicotínicos de acetilcolina. Ello conduce a la interrupción de la neurotransmisión que cumple la acetilcolina. También tiene efectos secundarios como agonista en la neurotransmisión del ácido gama-amino-butírico (GABA). No ha demostrado causar resistencia cruzada a ningún otro insecticida conocido.

 

EcoSad se recomienda como larvicida para el control de «mosquitos; «cucarachas», Blattella germánica, Periplaneta americana, Periplaneta fuliginosa; «hormigas» como Camponotus sp, Iridomyrmex humilis; así como otros insectos y artrópodos. Puede ser utlizado en situaciones diversas como locales industriales, comerciales, casas habitación y otras estructuras urbanas, tanto internamente como en el perímetro de las construcciones. Ha demostrado ser altamente tóxico para Aedes aegypti y Anopheles albimanus en condiciones de laboratorio e interrumpido el desarrollo de Aedes aegypti, Culex spp., y larvas de Chironomidae en condiciones seminaturales por períodos de 8 a 22 semanas dependiendo de la concentración (Bond et al. 2004). Su baja toxicidad brinda una alta seguridad en su uso, así como un bajo impacto en especies no blanco.

 

RECOMENDACIONES DE USO

Para el control de «cucarachas» y «hormigas», diluir de 10 a 15 cc del formulado en 10 litros de agua, agitar la mezcla y localizar la aplicación en los lugares de refugio, nidificación y circulación de los organismos a controlar. Las concentraciones mayores deben utilizarse en superficies absorbentes, como ladrillos, maderas, concreto y otras que disminuyen la residualidad de los formulados plaguicidas. Igualmente en exteriores en superficies expuestas al sol o lixiviación. Inspeccionar regularmente los lugares tratados para determinar la necesidad de nuevas aplicaciones.

Para el control de «mosquitos», aplicar 1.5 cc del formulado por m2 de superficie de agua.